Publication:

Lideres - 2021-06-07

Data:

La ciberseguridad protectora de la economía familiar

REGION

ECO. WILSON ARAQUE J. (O) Especial para Revista LÍDERES

Con la digitalización, presionada por la pandemia, se han incrementado los ciberdelitos relacionados con estafas financieras producidas mediante la oferta sin trámites de créditos baratos, ola presentación de posibilidades de inversión con una rentabilidad sobre dimensionada imposible de obtener la en condiciones normales y legales. Estas situaciones generan la pérdida de dinero debido a que, hábil mente, losciber delincuentes utilizan, principalmente, las redes sociales virtuales como medio para promocionar con mensajes e historias engañosas el ofrecimiento de productos peligrosos, acompañados de la promesa que son capaces, aparentemente, de generar beneficios financieros a quienes los utilicen. Esta tendencia, en pandemia, se ha incrementado de forma ascendente -el número de denuncias pasaron, de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado, de 25893 en 2019 a 27291 en 2020-, ya que los delincuentes virtual es encontraron en el escenario pan dé mi cola oportunidad perfecta para -sobre la base de la desesperación por ganar algo de dinero de quienes perdieron sus empleos o vieron mermados sus ingresos por la reducción de la jornada laboral difundir, mediante el uso de las redes sociales virtuales o del correo electrónico tradicional, mensajes llamativos para que las víctimas “en situación de desesperación financiera” caigan fácilmente en las garras de estos inescrupulosos. Además que, soportados en la creatividad al servicio del mal, terminan llenando sus bolsillos con el dinero bien habido de muchas familias. De ahí, frente a este escenario en donde la mayor exposición de los datos de la gente se ha ido convirtiendo en una constante -como efecto de la intensificación del proceso de digitalización a todo nivel-, es necesario que para proteger la economía familiar, las personas y las familias adopten una serie de medidas preventivas que, hoy más que nunca, deberían ser parte, incluso, de los contenidos del proceso de aprendizaje de los programas de educación financiera. Entre las principales medidas preventivas pro combate alaciber delincuencia están, por ejemplo, la definición de estrategia s protectoras de los movimientos del dinero personal o familiar que, generalmente, empiezan con el conocimiento básico -de parte del usuario- sobre cómo llegan los mensajes oficiales de las transacciones originadas desde las instituciones con que trabajan los clientes financieros y que, tradicionalmente, por seguridad informática, nunca envían claves o datos confidenciales vía aplicaciones de uso masivo como Whatsapp; pues, más bien, esa mensajería confidencial, por lo general, es enviada mediante aplicaciones como SMS (Short Message Service) o el correo electrónico personal declarado por cada usuario. Otra consideración a tener en cuenta, complementando la seguridad y la confidencialidad para hacer transferencias de dinero, es fundamental que los usuarios apliquen, al pie de la letra, lo que solicitan las instituciones financieras con las que trabajan. Por ejemplo, el uso de la combinación de datos que están en medios físicos -tarjetas con números aleatorios para construir clavesmás las claves instantáneas que le llega al usuario por algún canal digital.Estas últimas, por seguridad, tienden a caducar rápidamente para evitar que sean usadas por otras personas. También las personas deben tener en cuenta, como medida de seguridad, la forma de presentación de los teclados digitales, ya que eso evita que, esa información reservada, esté expuesta, fácilmente, a los ojos de posibles delincuentes.

Images:

Categories:

El Comercio

© PressReader. All rights reserved.