Publication:

Lideres - 2021-06-07

Data:

Semillas y seis variedades de papa, su mayor fortaleza

EMPRENDEDORES

CRISTINA MÁRQUEZ. (I)

Las seis variedades de papa que producen los agricultores de Chimborazo son apetecidas en los mercados de Riobamba y de Cuenca. Se comercializan en presentaciones de dos y cuatro kilogramos, seleccionadas, limpias y listas para el consumo. Las papas, según su variedad, tienen colores diferentes. Algunas son ideales para las frituras y otras se caracterizan por su durabilidad, textura y sabor. Los 118 socios que forman parte de la Organización de Productores Conpapa Chimborazo planifican cada año qué variedad sembrarán, de acuerdo con las tendencias del mercado y con la demanda de sus clientes. Las parcelas están distribuidas en Guano, Riobamba, Colta, Guamote, Alausí y Chunchi, donde la altitud y el clima son ideales para la producción de los tubérculos. Antes de que se formara la organización, cada familia sembraba las papas y las comercializaba individual mente en los mercados. Pero los precios estaban a merced de los intermediarios .“Las ganancias que percibíamos eran muy pocas, a veces no cubríamos el monto que invertíamos”, cuenta José Aushay, administrador de la empresa comunitaria. En el 2007, los agricultores empezaron a unirse para pedir capacitación y ayuda de las entidades estatales. Tres años después lograron formalizarla organización. Los socios se capacitaron y decidieron sembrar todos la misma variedad de papa y comercializarla en conjunto. En el 2010 cosecharon su primera producción, que superó los 2 000 quintales. “Teníamos papa en grandes cantidades, pero no teníamos dónde venderla. Nos pusimos a buscar mercado, ya con la papa cosechada; tuvimos que vender a un bajo precio”, cuenta Aushay. Con esa primera experiencia, los agricultores comprendieron la necesidad de capacitarse sobre negociación y mercadeo. Además, notaron que la calidad de las papas variaba, porque no todos los agricultores tenían la misma calidad de semilla. Ese mismo año, la organización empezó a recibir la ayuda deTri as, una ONG que busca cambiar las vidas de los agricultores familiares con proyectos de desarrollo. Técnicos de esa entidad les capacitaron para implementar una nueva línea de negocio. Los agricultores se convirtieron en semilleristas certificados. Lograrlo no fue una tarea sencilla. Solo 12 de los 118 integrantes de la organización consiguieron calificarse como semilleristas. El proceso duró casi dos años. Los agricultores tuvieron que seleccionar predios que no hayan tenido cultivos de papas en un tiempo mínimo de cinco años. Además, aprendieron en escuelas de campo y parcelas demostrativas, los cuidados especiales que requieren las semillas. Cada familia invirtió en fertilizantes, en la preparación de sus terrenos, en largas horas de cuidados y en la compra de semillas certificadas producidas en el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap). Las nuevas semillas certificadas producidas por los socios impulsaron el crecimiento de la empresa comunitaria. Los primeros en adquirirlas fueron los demás integrantes de la organización, así lograron incrementar la calidad de su producción. Otra decisión que marcó el crecimiento del emprendimiento fue la adquisición de un terreno para la edificación de un moderno centro de acopio. Los productores invirtieron las utilidades de casi cinco años de trabajo en la compra de un terreno y la edificación de una parte de la infraestructura. Además, recibieron la ayuda de otras instituciones como el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Trias, IEPS, que les entregaron maquinarias para tecnificar el proceso de limpieza de las papas y financiaron la construcción de una moderna bodega, réplica de una bodega de papas de Bélgica, revestida con materiales especiales que permiten la conservación de las papas por más tiempo. Actualmente, sus semillas también se venden en Carchi y Cotopaxi, mientras que su papa comercial llega a supermercados de Cuenca y se distribuye a las cárceles de todo el país. En la pandemia la organización innovó con un nuevo producto: canastas familiares que incluyen hortalizas sembradas por los mismos agricultores en sus huertos.

Images:

Categories:

El Comercio

© PressReader. All rights reserved.