Publication:

Lideres - 2021-10-11

Data:

Una alternativa financiera digital que se expande

ESTRATEGIAS

(I)

El ‘Banking as a Service’ es una tendencia para que más personas se incorporen al sistema formal La tendencia del ‘Banking as a Service’ (banca como un servicio, en español) se expande. Es una suerte de gran supermercado al que pueden ir las empresas de todoslos sector esa tomar de las perchas aquellos servicios bancarios que quieren ofrecer a sus clientes. Clemens Piffl es vicepresidente de Consultoría de Innovación para América Latina y el Caribe de Mastercard. Según él, es una tendencia que ayudará a que más personas que estaban fuera del sistema bancario formal accedan a los servicios financieros y así crezca la inclusión financiera. Él expuso este tema y los desafíos para la región en la charla virtual Asobanca Future Forums, que efectuó la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), el miércoles pasado. Piffl explica que este concepto es bastante nuevo y no se debería confundir con ‘open banking’ o banca abierta, que se conoce más desde hace algún tiempo y que consiste en que la banca comparte de manera segura los datos de sus clientes para que ellos puedan recibir servicios de otras organizaciones.“Vale la pena aclarar que el modelo se base totalmente en la autorización que el cliente da para el manejo de su información”. Por otro lado, la banca como un servicio es una plataforma en la que se pueden encontrar las API (interfaces de programación para interconectar aplicaciones) que se presentan como una especie de marketplace donde las ‘fintech’ y bancos pueden acceder a servicios específicos de otras compañía su otras ‘fintech’ y contratar sus servicios para cubrir sus necesidades. En América Latina existe un retraso por varios factores, dice Piffl. Primero, la ambigüedad de la regulación, que tiene que ver con la información y seguridad de la data. En segundo lugar, los bancos grandes, que están bien establecidos y son más tradicionales, no siempre están dispuestos a exponer o compartir sus API. El tercero es la falta de regulación. “Los grandes jugadores digitales que se mueven mucho en estos temas prefieren trabajar en otros mercados antes que en Latinoamérica”. Para él, en ‘Banking as a Service’ hay varios niveles y América Latina está en el más básico, que es el relacionado con depósitos, tarjetas prepago y tarjetas de crédito. Otros casos de uso son el otorgamiento de crédito, pago de facturas, contratación de seguros, acceso a inversiones, etc. Un tema importante es la seguridad. El experto indica que es un aspecto transversal en todo el sistema. “Es un gran reto proteger la información yes una prioridad en la arquitectura de cualquier plataforma ”. Tanto en‘ openbanking’ como en ‘Banking as a Service’, se debe tener una muy buena estructura para asegurarse de que los datos que se involucran en cualquier parte de los procesos de intercambio no corran riesgos y estén protegidos. Con la pandemia y el crecimiento de la digitalización, hay más jugadores involucrados y las plataformas que se están creando y lasque ya existen deben tener altos estándar es de seguridad para asegurar que la información esté protegida, señala Piffl. ¿Qué papel juegan los clientes? Para él, hay que entender que el mundo es diferente y el cambio permeó todos los sectores y ha modificado las expectativas de los clientes del sector financiero que esperan que evolucionemos tan rápido como la tecnología.

Images:

© PressReader. All rights reserved.