La comida amazónica es su oferta a los turistas

La asociación agrupa a familias de El Coca que atienden su propio restaurante en el centro de la ciudad.

2022-11-21T08:00:00.0000000Z

2022-11-21T08:00:00.0000000Z

El Comercio (Ecuador)

https://prensadigital.ec/article/281616719368407

EMPRENDEDORES

La organización kichwa Challua Mikuna agrupa a 14 socios y sus familias. Todos trabajan en la conservación del medio ambiente y la promoción de una economía sostenible para ayudar alas familias que habitan en la ciudad de El Coca, en la provincia de Orellana. Este emprendimiento nació en el 2012, una iniciativa de las mujeres oriundas de las comunidades que bordean el Parque Nacional Y as uní, en la Amazonía ecuatoriana. Ellas se dedicaban a la comercialización de alimentos preparados con carne de animales silvestres. Fernanda Valladares, representante de la asociación, comenta que luego de unos años se dieron cuenta que este modelo de negocio no era sostenible y atentaba contra la naturaleza. Así entraron en un proyecto de cooperación del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo que les otorgó fondos para la construcción de un restaurante gas tronó micogourmetd el a nacionalidad kichwa donde se preparan alimentos saludables e innovadores. Maitos del Yasuní es un espacio construido sobre la base de una choza tradicional, con un techo tejido y una cocina abierta en el que comercializan platos tradicionales con productos cosechados en las chacras de los socios como yuca, cacao blanco, chonta, pescado, gallina ahumada, entre otros. Esta emprendedora reconoce que al inicio del emprendimiento las cosas no marcharon bien, pero vieron la recompensa en los años posteriores pues se consolidaron como las pioneras en hacer una campaña para conservar el medioambiente y mantener sus ingresos económicos para sus familias. Para lograr esto debieron pasar por un proceso de educación a los miembros de la comunidad y a sus clientes para eliminar el consumo de carne que proviene de animales exóticos amazónicos, como la guanta, el mono o las serpientes. El local está ubicado al ingreso del parque, por lo que reciben a clientes nacionales y extranjeros los 365 días del año. Para lograrlo, todos los socios trabajan en tareas específicas para que la atención sea de calidad. A futuro esperan abrir sucursales no solo en otras ciudades de la Amazonía, sino también en Quito con el fin de explotar la gastronomía de esa zona del país. Una de las preocupaciones de los socios de esta organización es la transmisión de conocimientos culinarios a las futuras generaciones, por lo que realizan capacitaciones sobre seguridad alimentaria en las comunidades para ofrecer opciones de recetas con los productos tradicionales de las chacras. ► Productos elaborados con harina de chonta En la actualidad, los miembros más jóvenes de la asociación trabajan en un nuevo proyecto para comercializar productos hechos con harina de chonta. Con el apoyo del Fondo Mundial para la N atura le za(WWF, por sus siglas en inglés) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) crearon una planta de procesamiento en la provincia. El objetivo, dice Valladares, es firmar un convenio con el Ministerio de Educación para proporcionar galletas de chonta a las escuelas que están en la región amazónica. Esperan que este producto esté listo para el próximo año. Por el momento tienen un centro de acopio de la chonta para procesar la harina a lo largo del año. El proyecto a futuro de la organización es ampliar el portafolio de productos y expandir sus ventas a escala nacional e internacional.

es-ec